Udecar

La Denominación de Iglesias Evangélicas del Caribe, conocida ante el Ministerio de Interior en su parte legislativa y administrativa, ha sido organizada en Departamentos, de los cuales hace parte el Ministerio a la mujer reconocido como UDECAR Unión de Damas Evangélicas del Caribe.

Lema:

‘Sirvamos de corazón como para el Señor y recibiremos la recompensa de la herencia por el servicio a él (Col 3:23 – 24)

¿Cuándo se inició todo?

Desde 1957, se dieron los primeros encuentros llamados Congresos de Señoras. Llegado los años 1971 – 1974, se dio una organización a los mismos, con la asesoría de la hermana Regina de Calderón. (Libro 50 Años la AIEC)

¿Qué ha pasado desde entonces hasta la fecha?

El trabajo con la mujer de la AIEC tomó un rumbo distinto. De los congresos anuales y rotativos, se buscó una sede (Sincelejo) para los hoy llamados Congresos Nacionales. Por otro lado, se le dio una organización a las zonas, circuitos y sociedades de Damas, que son la razón de ser de UDECAR.

VISIÓN:

Alcanzar el propósito de Dios con las Naciones. Siendo idóneas para el hogar, la iglesia y la comunidad. Ser parte activa al integrarse totalmente al ejército de mujeres ‘salvadas para salvar a otras.’

MISIÓN:

Buscar la integración para el desarrollo de la mujer cristiana, propiciando la dignificación de ella en el tiempo actual y futuro, a través de estrategias acordes con el momento que vive. Convirtiéndose en gestora del desarrollo integral de su familia y de su comunidad. Enfrentándose al mundo de hoy, bajo el señorío de Cristo.

¿Por qué se creó UDECAR?

UDECAR nació de la necesidad de brindar a la mujer de nuestra Denominación un espacio en el cual ésta se desarrollara espiritual, social y moralmente y cumpliera mediante su quehacer, a través de las sociedades femeninas con el mandato divino, de manera más organizada y reconocida.

Creemos que esto nació en el corazón de Dios y luego lo gestó en mujeres que entendieron su propósito a fin de sacar a las mismas del anonimato en lo referente al servicio y ponerlas en alto según sus planes preciosos.

¿Quiénes hacen parte de UDECAR?

De UDECAR hacen parte todas aquellas mujeres de nuestra Denominación, distribuidas en las diferentes zonas, circuitos y Sociedades de damas de Iglesias, congregaciones y precongregaciones en las que hay mujeres que han tomado la determinación de entregar su vida a Cristo y servirle fielmente.

ORGANIZACIÓN:

Como todo Departamento de la Denominación, UDECAR cuenta con una organización determinada a través de su Junta Nacional, Juntas Zonales, Circuitales y de Sociedades de Damas.

Esta organización se gestiona en las reuniones respectivas de cada junta y se ejecuta en las actividades nacionales y propias de cada lugar. Existe una línea de dependencia que viene desde El Consejo Directivo a cada departamento y de estos, a las zonas, circuitos y sociedades y de damas.

Actualmente, contamos con 15 zonas, distribuidas en el país.

Como un departamento organizado, tenemos un Manual de Funciones que permite la gestión normativa, el cual es aplicable a La Junta Nacional, Zonales Circuitales y Sociedades de damas que conforman a UDECAR.

Es deber de cada una de las anteriores, tenerlo, leerlo e interpretarlo y sugerir con buenas bases su modificación y revisión, siempre que esto beneficie a todas. De igual forma este Manual es conocido por el Consejo Directivo Nacional, el cual fue aprobado en la administración de la hermana Emilce de Santos. Hasta el momento, se estudian algunas modificaciones.

Según la última información, UDECAR cuenta con un aproximado de 23.000 mujeres, distribuidas en 55 circuitos y 495 sociedades (sabiendo que esto ya superó).

¿Qué es una sociedad de Damas?

Una Sociedad de Damas, es aquella que se conforma con un grupo de mujeres que han recibido a Jesús como su salvador y hacen parte de la iglesia o congregación. Se identifican con un nombre y tiene una directiva; se reúnen y planean acciones. ¿Ocurre esto en tu iglesia o congregación?

¿Qué es un circuito?

Es una organización de sociedades de damas de diferentes Iglesias y congregaciones. Tiene una directiva escogida entre las líderes, en un congreso Zonal, para un período de dos años y son el puente entre las sociedades y la zona.

Planea sus actividades tendiendo en cuenta el plan zonal y las necesidades de las sociedades. Presenta informes de sus actividades al Circuito mayor.

¿Qué es una zona?

Es la reunión de varios Circuitos repartidos y organizados por las sociedades de damas.

Tiene una directiva escogida o elegida en una convención Nacional, entre esposas de pastores y otras lideres con experiencia reconocida para un período de dos años. La presidenta hace parte de la Junta Nacional como vocal, a la cual debe presentar informes.

¿Qué es una Junta Central?

Es el grupo elegido entre líderes y esposas de pastores de reconocida experiencia, que sabe del trabajo con mujeres y cómo planear estrategias para el bien de todas las zonas, circuitos y sociedades de damas. Es elegida en cada Convención Nacional para un período de dos años.

Debe presentar sus informes de gestión al Consejo Directivo Nacional a través de su presidenta o de una delegada.

¿Sabe usted cómo se llama la sociedad de damas dónde asiste? ¿A qué Circuito pertenece? ¿A qué zona? ¿Quiénes son sus respectivas presidentas?

¿Qué actividades realiza UDECAR?
    UDECAR realiza las siguientes actividades:

  • REUNIONES: De junta Nacional en Sincelejo, como junta y con las
  • Presidentas zonales o de manera extraordinaria si se amerita.
  • Reuniones zonales, reuniones Circuitales y reuniones de Sociedades de damas.
  • CONGRESOS: Nacionales (en Sincelejo) y las Convenciones; Congresos Zonales y Encuentros Circuitales.
  • Encuentros de esposas de pastores (cada dos años).
  • Semana de la Mujer Cristiana (mes de marzo) cada año
  • Semana y Día de la Mujer Cristiana 15 de marzo.
SOSTENIMIENTO ECONÓMICO.

UDECAR se sostiene con aportes zonales, ofrendas de los congresos y otras actividades que le permiten a la junta central realizar las reuniones, visitas, congresos y otros.

¿Cómo se hace?

Cada sociedad de damas envía su 10% al circuito. El circuito da el 50% de sus entradas a las zonas y estas envían un aporte (de acuerdo a las zonas) a la Junta central.

¿Qué se proyecta?

Que cada sociedad de damas, circuito, zonal y junta nacional, practiquen mediante actividades propias, el auto-sostenimiento para una mejor gestión.

OBJETIVOS DE UDECAR
    Estos están centrados en tres aspectos:

  • ESPIRITUAL: Mantener la unidad cristiana entre todas las sociedades de damas siguiendo el mandato del Señor (Mat. 28:19; Jn. 17:21; Hech.2: 46-47 y Col 3:23-24).
  • SOCIAL: Promover el desarrollo, crecimiento y madurez intelectual de la mujer, que armonicen con el trabajo social – cristiano, para un mejor servicio en la comunidad que, permitan extender el reino de los cielos.
  • ECONÓMICO E INTELECTUAL.
  • Promover el bienestar de la familia, capacitar a la mujer para que desarrolle su saber y se desempeñe en el campo intelectual.
PROYECCIONES
  • Sensibilizar y capacitar a la mujer a través de talleres y sean Auto- sostenibles.
  • Preparar a la mujer para que aproveche lo que tiene en su entorno y aprenda a elaborar proyectos ante entidades nacionales e internacionales.
  • Trabajar con las niñas desde temprana edad, para que al crecer no piensen que UDECAR es sólo para las mujeres mayores.
  • Trabajar por la formación de líderes que entiendan el trabajo con la mujer a fin de levantar una generación UDECARISTA y se entienda lo que significa ‘extender el manto a otras’
  • Sacar adelante el proyecto bandera: ‘Me pongo en pie por mi familia’. Estamos seguras que este proyecto permite a la mujer ayudar a su familia y a las familias vecinas a ella a encontrar soluciones a la problemática que se vive actualmente en cada lugar y es llevándoles al altar del Todopoderoso y hacer protagonismo de hija suya y propagar así el mensaje de salvación.
  • Este proyecto debe ser una constante en cada sociedad de damas con el acompañamiento del pastor de su iglesia y la oportunidad de aprovechar el recurso humano (profesional o de oficio) de la iglesia o la comunidad para realizar actividades de desarrollo, salud y otras que brinden oportunidad a la iglesia del Señor a hacer presencia en las diferentes situaciones.
  • Entender que el trabajo para el Señor, no sólo se debe centrar en la parte cultico – espiritual, sino también en la parte social y que los tiempo que estamos viviendo, nos deben permitir desarrollar nuestro entendimiento para descubrir la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.